Archivo mensual: febrero 2009

Quédate a mi lado…

Son muchas las dudas que me genera la vida, cuando reflexiono sobre su fin. Hoy leyendo el magnifico blog de “Un Canario en Madrid” he visto que un post, hacia referencia a las ganas que hay que ponerle a la vida, para salir de una enfermedad.

De todas las piedras azarosas que la salud pone en nuestras vidas, hay una que me desconcierta en sus datos, en su forma, en su variedad y en su evolución.

“La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) afirmó, a través de un estudio, que el 25% de los españoles tendrá cáncer en algún momento de su vida “

Tengo miedo. Tengo miedo de pensar que nadie puede con la enfermedad neoplásica con transformación de las células, que proliferan de manera anormal e incontrolada(Cáncer según RAE); tengo miedo de que todos hablemos de ella y ella se mueva silenciosa entre nuestras entrañas y que cuando por algún casual hace un ruido y la buscamos por dentro, ya se ha hecho con todo el territorio impoluto de nuestro cuerpo y nos damos cuenta, por primera vez, que no pertenecemos a nosotros mismos; que nos han comido. Que hemos disfrutado del final como si fuese el día a día, porque hora a hora sangrabamos por dentro.

Pero hay que luchar. Hay que luchar cuando estas de espaldas a la pared y la nuca te la presiona una espada; hay que luchar cuando el dolor es tan intenso que deja de doler y desmaya, hay que luchar cuando la mirada deja de quedarse perdida, para quedarse ciega.

Pero no solo en esos casos; hay que luchar colaborando, apoyando la investigación, INFORMANDO (porque no sabemos nada del Cáncer), participando en los cuidados paliativos, donando grandes o pequeñas cantidades para que los que luchan por nosotros lo tengan más facil.

Hay que luchar lingüisticamente dejando de adjetivar las acciones, condiciones o cosas negativas como cáncer. Cáncer ya es suficientemente fuerte para que le mitifiquemos comparandole con las escorias de la sociedad.

Smitty.

Recomendaciones: http://canarioenmadrid.com/

Colaboraciones: http://www.todocancer.com/ESP/Informacion+Corporativa/Colaboracion+con+la+AECC/

Una pelicula: Quédate a mi lado.

Anuncios

Checkmate Tonto%

7:45, 13 escalones: el sonido de los borregos, el siempre desmitificado “entrar por el aro”, ayer odiado por muchos, hoy añorado por todos.

Puedo subirlas con los ojos cerrados, siguiendo el ruido acompasado de los pasos desganados, los cuales huyen del subsuelo, hasta alcanzar el gris de la polución anti-urbana.

Cuantos titulos de canciones, guiones de peliculas y obras de teatro, representan tantos y tantos momentos de nuestras vidas.

Puede que pocos conozcan a Smitty y otros, pocas veces han cogido el autobus del idealismo, pero ¿quien sabe?; puede que en este vagon quepan tantas conciencias como viajeros, puede que en la cafeteria se vendan almas usadas y despreciadas; puede incluso que alguna manta con forma de abrazo, sea el premio nocturno, que alguien se lleve; despues de miles de milesimas pensando mal para no acertar.

Smitty no tiene una meta, un fin, una dirección, no habra cálido alojamiento al final; las visceras que cada uno quiera poner sobre la mesa, las pondra dentro del carruaje, el escozor del alma sera continuo, la mala y la buena baba: seran nuestros revisores; Smitty es el camino, el recorrido sin fin; y no pertenece a alguien concreto, pertenece a tantos pensamientos como quieran demarramarse en sus asientos.

Ha comenzado la partida de ajedrez, no vale comerse a nadie, ni cantar más de cuarenta; aunque estare encantado de conocer que escalera os escondeis debajo de la bragueta  y que lanceis ordagos a ojos cerrados sin saber que mano llevais.

Aqui se os espera.

Bienvenido hijos d………

Smitty.